El lanzador dominicano que ponchó a 9 bateadores con el mismo lanzamiento (VIDEO)

El lanzador dominicano Framber Valdez permitió una carrera limpia en tres hits y tres bases por bolas.

Mientras ponchó a nueve en seis entradas para ganar el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, y  forzar el séptimo partido de la serie.

Lo más curioso de este lanzador dominicano, es que los nueve ponches los propinó con el mismo lanzamiento, una curva imbateable que tiene.

Ver el video de estos nueve ponches de Valdez al final de este articulo.

Valdez mantuvo a los Rays bajo control para forzar el Juego 7. La única carrera que rindió fue en la segunda entrada después de permitir un sencillo y un doble en el lapso de tres bateadores.

Además de ese marco, Valdez permitió solo otro hit mientras acumulaba 17 strikes cantados y 17 strikes de swing en 101 lanzamientos totales.

La actuación continuó con los sólidos resultados de Valdez en los playoffs, ya que mantuvo una efectividad de 1.88 y 26:10 K: BB en 24 entradas.

Si los Astros avanzaran a la Serie Mundial, Valdez podría estar en línea para comenzar el Juego 2 el miércoles.

Framber Valdez es el segundo lanzador en la historia de los Astros con al menos 9 ponches cuando enfrenta la eliminación de la postemporada.

Se une a Gerrit Cole (10 ponches) en el Juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Americana del año pasado contra los Rays.

La Curva de Valdez

Framber Valdez ha desconcertado a sus oponentes con su curva durante toda la temporada 2020.

Esa habilidad implacable podría ser la razón por la que los Astros se dirigen a esa otra ciudad en Texas la próxima semana.

Los Rays han tenido tres oportunidades de acabar con los Astros y marcar su boleto para la Serie Mundial en sitio neutral en el Globe Life Field en Arlington.

Se han quedado cortos cada vez, por diferentes razones. El viernes fue el arma no tan secreta de Valdez: una bola curva que los oponentes deben saber que se acerca y, sin embargo, aún no pueden hacer nada con ella.

El zurdo también pudo deshacerse de un breve pero extraño intercambio  de palabras con el toletero de los Rays, Yandy Díaz, en la sexta entrada.

En cambio, con el apoyo de sus compañeros de equipo, Valdez se abrió paso y los Astros nunca perdieron el control en una victoria por 7-4 en el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

«Nunca puedes confiar en ningún tipo de ventaja en el béisbol», dijo Valdez. “No importa si estás cinco o seis carreras arriba.

La bola es redonda, pero tiene líneas. Cualquier cosa puede suceder. Pueden pasar cosas raras. Solo tienes que mantenerte concentrado «.

Con Hunter Renfroe en primera y un out en la sexta, Díaz parecía agitado cuando recibió boleto de Valdez.

Fue una reacción desconcertante, dado que Díaz acababa de tener éxito donde muchos de sus compañeros no lo habían hecho: sacar la bola cuatro de una curva de Valdez.

Díaz dio un leve paso hacia el montículo y lanzó algunas palabras enojadas hacia Valdez. Díaz fue rápidamente interceptado por el receptor Martín Maldonado.

Quien asumió el papel de pacificador, poniendo su mano sobre el hombro de Díaz y diciendo en español: «Está bien, no pasó nada, no pasó nada».

Ahí es donde terminó todo. Díaz tomó su boleto a primera base, y el campocorto Carlos Correa, sintiendo que el breve estallido pudo haber sacudido a su lanzador, intervino.

Se acercó a Valdez y, a centímetros de su rostro, soltó una severa conversación en un esfuerzo por asegurarse de que Valdez no perdiera la concentración.

“Tuvimos una linda conversación”, dijo Correa con una leve sonrisa. “Le dije: ‘Tu trabajo no es salir y ser el hombre más grande.

Tu trabajo es ayudarnos a ganar este juego de pelota. Y no nos ayudarás a ganar este juego si estás distraído por lo que acaba de pasar. Así que solo concéntrate, consigue un roletazo, doble play, salgamos de la entrada ‘”.

Valdez completó una secuencia de seis lanzamientos a Brandon Lowe con un sinker de 95 mph y consiguió el roletazo que necesitaba.

La doble jugada 4-6-3 terminó la entrada, y Valdez resopló y resopló para regresar al dugout mientras disfrutaba de un par de golpes de pecho de Correa en su espalda.

Correa dijo que no notó ningún problema entre los jugadores antes de esto, y atribuyó la emoción a la “química latina”.

Y a los jugadores rivales que posiblemente se opongan al comportamiento pícaro de Valdez cuando lanza. Valdez sonríe mucho, algo que no se ve a menudo en un montículo de Grandes Ligas.

“A Framber le encanta divertirse y siempre está sonriendo, y supongo que no les gusta que les sonría cuando hacen un buen lanzamiento”, dijo Correa.

“Supongo que cuando los poncha, probablemente sonríe. Así que probablemente no les guste eso.

Es beisbol. Son los playoffs. Siempre hay competencia. Alguien intenta dominar al otro. Son solo emociones, nada más que eso «.

Valdez dijo: “Siempre he tenido ese hábito en el juego. Es mi forma de mantenerme suelto, mi forma de divertirme en el montículo y no ponerme demasiado apretado.

Creo que el bateador puede tomar eso como algo personal. Creen que está dirigido a ellos. No es así en absoluto «.

Sonreír no es el único hábito de Valdez. Los ponches también lo son, y tuvo un montón de ellos, nueve, en esta victoria.

Indujo 15 swings y fallos en su curva, la mayor cantidad de strikes en ese lanzamiento en particular en un juego de postemporada desde que MLB comenzó a rastrear pitcheos en 2008.

Valdez también terminó con ocho ponches de bola curva, la segunda mayor cantidad en un juego de postemporada, solo detrás de Adam.

Los nueve de Wainwright en la Serie Divisional de la Liga Nacional de 2012.

VIDEO

Aquí los nueve ponches de Valdez con el mismo lanzamiento:

Deja una respuesta