El primer dominicano en recibir un bono de 1 millón de dólares ahora es Juez

En el año 1997, un torpedero dominicano de 16 años de San Pedro de Maroris llamado Josephang Bernhardt llamó la atención del mundo del béisbol.

En aquel año, los Blue Jays de Toronto le otorgaron un bono como agente libre internacional de 1.1 millones de dólares, y además, unos 100 mil dólares para estudios.

Este hecho fue marcado como el primer dominicano en logar la cifra de siete dígitos en una firma como prospecto internacional en el béisbol.

El bono más alto que se había otorgado en República Dominicana hasta ese momento era de unos 25 mil dólares, que le dieron los Yankees en 1994 a D’Angelo Jiménez.

Bernhardt  tenía buenos genes, pues uno de sus tíos había jugado 4 temporadas en Grandes Ligas, y en aquel momento Bernhardt era comparado con Alex Rodriguez.

La progresión de Bernhardt no tuvo éxito en el béisbol, no pasó de clase A fuerte, y para el a{o 2003 fue puesto en libertad por Toronto.

VER AL FINAL DE ESTE ARTICULO LOS NUMEROS QUE PUSO EN LAS MENORES.

A pesar de esto, Bernhardt siguió adelante con su vida y no se estancó tras no haber podido llegar a Grandes Ligas.

Decidió reingresar a la escuela secundaria para culminarla, y para ello reclamó los 100 mil dólares de incentivos para estudios que estipulaba su contrato inicial.

Bernhardt se graduó de la secundaria en un liceo nocturno en la provincia de San Pedro de Macoris, República Dominicana.

Y así fue reportando todos los gastos de estudios con sus debidas facturas al conjunto de Toronto, para que procedieran con el reembolso. Cabe destacar que Bernhardt no llegó a utilizar todo el dinero (los 100 mil).

Para el año de 2009, a los 28 años, se graduó como licenciado en derecho  en la Universidad Central del Este (UCE), ubicada en San Pedro de Macoris.

Inició su experiencia laboral en la oficina de Abogados Encarnación, también ubicada en San Pedro, donde duró aproximadamente 3 años.

Su camino a ser juez

Para el año 2011 decidió participar en un concurso de la Escuela Nacional de la Judicatura para ser juez.

Gracias a Dios y a su esfuerzo, estudiando con mucha dedicación, fue aprobado entre más de 900 participantes. Es aquí donde inicia una nueva etapa en su carrera profesional.

Finalmente, para el año 2014, tras un arduo trabajo estudiando en la Escuela de la Judicatura, logró ser nombrado como juez.

En el año 2018, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia promovió en diversas instancias a un total de 25 jueces en el territorio nacional, entre los cuales se encontraba Bernhardt.

Actualmente, el ex pelotero dominicano es un prestigioso juez del Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia de la Romana.

Su nueva meta: La Suprema Corte de Justicia

Bernhardt tiene como siguiente meta llegar a ser Juez de la Suprema Corte de Justicia o del Tribunal Constitucional.

Conoce  que debido a las influencias políticas le resultaría mucho más difícil conseguirlo, ya que reveló que no tiene ninguna relación política.

Como fue su objetivo una vez en el béisbol, llegar al máximo nivel «Las Grandes Ligas», lo cual no pudo alcanza.

Pues Bernhardt  en el area del derecho quiere alcanzar la cima, y esto es llegar a ser juez de la Suprema Corte de Justicia o del Tribunal Constitucional.

Sus condiciones para la firma de ese gran bono

El consenso fue que Bernhardt, un campocorto, era solo un defensor promedio y tenía solo una velocidad promedio.

Era el bate que tenía equipos clamando por ficharlo, un bate que el entonces director de exploración latinoamericana de los Azulejos, Herb Rivera, describió como «el mejor [que había] visto a su edad».

Los cazatalentos vieron un poder temible en Bernhardt, quien medía 6’1 ”a los 16 años y se esperaba que creciera otras cuatro pulgadas, y se decía que su bate rivalizaba con el de Alex Rodríguez.

Quien se había convertido en jugador de tiempo completo en 1996 y terminó segundo en la votación de MVP.

Con ese tipo de potencial, se consideraba casi irrelevante si podía o no quedarse en el campocorto.

Al final, la búsqueda de Bernhardt se redujo a tres equipos: los White Sox, los Orioles y los Jays.

Los Jays finalmente superaron a Pat Gillick pocas horas después de que él fuera a la casa de los Bernhardt para defender su caso.

Bernhardt, como mencioné antes, tenía un pedigrí familiar en el béisbol: su padre había sido un jugador de ligas menores en el sistema de los Azulejos.

Su tío un jardinero de Grandes Ligas, y ambos ahora trabajaban como cazatalentos en la organización de los White Sox.

Fue gracias a sus carreras, la experiencia que tenían en el sistema y la estabilidad financiera que brindaban sus trabajos, que le pagaron tanto como a él, porque su familia pudo contratar a Scott Boras para que lo representara en la agencia libre.

Sus números en el béisbol

Durante 7 temporadas en las Ligas menores, Bernhardt  bateó promedio acumulado de .221 con un total de 26 jonrones.

Jugó un total de 439 partidos y agotó 1,660 apariciones al plato. Sus mejores años fueron en 2001 y 2002, donde bateó 7 jonrones con promerio de .255 y 11 jonrones con promedio de .235, respectivamente.

También destacamos que su carrera tuvo muchos problemas de lesiones que afectaron en gran medida, así como, algunos incidentes con sus managers.

Deja una respuesta